Archive for the ‘La Vida’ Category

h1

Fea A H1N1

22 junio 2009

Porcinos

Esto de las minivacaciones forzadas me tiene mal.

Anuncios
h1

Canción del día: Las Flores, Café Tacuba

29 mayo 2009

La escuché hoy en la Horizonte, en mi habitual escuchada-de-radio-a-todo-chancho-mañanera antes de irme a la U, y no pude evitar ponerme a bailar por toda la casa. Andube todo el día con la melodía pegada, y el peak de mi felicidad llegó cuando se subió a la micro un tipo con teclado aerófono (y yo claramente juraba que iba a tocar esa canción). Lamentablemente (y con todo respeto), el tipo aquel tocaba como las weas, unas cuestiones shuper locas que me pusieron de malas.  Filo, igual puedo escuchar esta canción cuantas veces quiera para subirme el ánimo =)

h1

Felicidad vol. 1

25 mayo 2009

Hoy por primera vez en el año llovió casi decentemeLos Lions bajo la lluviante todo el día. Y claramente es un acontecimiento que hay que celebrar, y lo hice bajándome un metro antes (el estado físico no me da pa más, sorry) para caminar bajo la lluvia. Hay pocas cosas tan deliciosas en la vida como sentir la lluvia en tu cara, el tu pelo, en tus manos. Mirar hacia el cielo y dejar que hasta entre a los ojos. Saltar los mini ríos que se forman en las veredas (así como ágilmente, como sacando pica por las piernas largas que me permiten hacerlo), mirar extrañamente a las personas que usan paraguas, y que me miran extrañamente. Quedar empapada, y que de lo mismo, sentirme como cabra chica bajo la lluvia. Respirarla, sentirla, escucharla. Pasar por la panadería y comprar sopaipillas (a falta de las de mi abuelita.. que en verdad son insuperables), y llegar la casa y comerlas con tecito. Definitivamente vivo para días como este.

=)

 

h1

Algunas reflexiones a propósito del Apocalipsis

30 abril 2009

unas observaciones de mi zapping televisivo LA PREGUNTA DEL MILLÓN

1. Me reí mil horas con la GRAN INTERROGANTE que debatieron largos minutos en canal13 … ¿La culpa la tienen los chanchitos, ah? (con la pregunta me imagino como un juicio de cerdos vs la raza humana, cómo sería eso?) después de varias entrevistas al carnicero, al dueño de la chanchería, al científico experto bacán y a la vieja que no cacha ná pero porsiaca no compra más carne de puerco, llegaron a la conclusión: PORKY NO TIENE LA CULPA! Uf! pueden dormir tranquilos amigos, no hay razón para sacrificar a Babe o a Orson (y si ya lo hicieron, háganse un buen asado nomás)

Loco de Canal13

kamikaze

2.  No entiendo CÓMO CRESTA los periodistas aceptan trabajos como este. Ya, entiendo que vayan a zonas de riesgo como guerras (en verdad eso tampoco lo entiendo, pero igual choro) o zonas post catástrofes naturales, obvio que les tienen que pagar harto, pero exactamente ¿cuánto valen sus vidas? Esta es una cosa que no se puede controlar, no te puedes esconder en un búnker pa que no te llegue la cosa, o ponerte chaleco antibalas o impermeables para que no te moje la tormenta. Cómo será el método de selección? ¿Qué le diran las familias de estos tipos cuando éstos les avisan que se van al mismo centro del virus? ¿O ninguno tiene familia, y le importa una huea? Además, con todas las imágenes e información con que nos bombardean vía web, no tiene mucha utilidad ir a México solo para decir frente a una cámara “en los espacios públicos no anda gente, las mascarillas se agotaron, todos tienen miedo” (descubrieron América los huevones!)

3. (aunque no tengo foto de esta, se me fue) A NADIE le interesa la “opinión experta” del Rafa Araneda respecto al tema.

…mejor dejo de ver tanta tele

h1

Ciudadana Isidora

27 abril 2009

Hoy, después de muuuucho tiempo de posponer el asunto más que nada por mi serio problema de flojera crónica, fui a inscribirme al Servicio Electoral. Hace como 2 semanas que decidí que ya era hora, y tenía la página web del Servel casi en los favoritos, después de meterme mil veces para chequear la dirección y el horario en que atendían.

Siempre he tenido esa visión romántica del tema; para poder participar del debate, alegar, proponer, protestar, etc, DEBEMOS estar dentro del “juego”. No sirve de nada tirar mierda para todos lados si nisiquiera fuimos capaces de levantarnos un domingo a expresar nuestro voto. Y bueno, después del “trágame tierra” que tuve el año pasado para las municipales (donde terminé como la inconsecuente de la vida porque nunca me inscribí) en verdad era ahora o nunca.

Fui como a las 5pm, uuuultra emocionada, en serio considero que es un tremendo paso, y que como jóvenes tenemos la obligación de hacer escuchar nuestra voz en este sistema manipulado lleno de viejos de mierda cuyo único interés es llenar sus billeteras adultos que muchas veces no toman las mejores decisiones.

Bueno, toda esta feliz nube política en la que caminaba hasta hoy se me cayó un poquito.. por decir algo, jaja. Resulta que llegué a la sede de Manuel Montt, que retrato a continuación (después de pasar por una decena de pubs… igual chora la ubicación, será un asunto de Marketing.. para atraer a la juventud, digo yo – cabros! se viene la sucursal en Bellavista… y próximamente en la plaza San Enrique! que top es votar, gaia!)

Junta inscriptora Providencia

Como que en mi mente había imaginado un mundo alterno, donde entraba a un edificio antiguo, tipo calle Nueva York, y me sentaba en una sala de espera junto con los miles (bueno, decenas) de “compañeros” que también esperaban ansiosos su turno para cumplir tan honorable deber cívico. En lugar de eso, entré a una sala de 2×2, donde me recibió alegremente mr. Daddy Yankee (o nosé cual reguetonero.. esa canción del superheroe) y tres no-muy-alegres funcionarias, que me parecieron sorprendidas de que alguien porfin cruzara esa puerta. Dicté mis datos mientras escuchaba la dulce voz de Willy Sabor (nosé porque también pensé que me sacarían una foto.. fui arregladita y todo jaja.. – NERD!- pero nada) y en menos de 5 minutos estaba lista.

– ¿Eso es todo?

– Sí mijita, en la tarjetita dice su número de mesa, no la vaya a perder.

Mmmm será, igual mamona yo, pero en verdad esperaba algo más ceremonioso, más bonito, no un simple firme aquí y chao pescao. Ahora se viene THE REAL preocupación, por quién cresta votar… y con tanto loco dando vueltas no me sorprendería que mi voto terminara gritando: NO VOTO POR NINGÚN CULIAO! como el de una tía el año pasado. (Mejor idea ever!)

Dedo entintado

Bonus Track: una bella foto de mi dedo cívico

h1

alegrías inesperadas

28 febrero 2009

Que rico cuando pasa algo bacán y uno no se lo esperaba. Porque la otra vez, se nubló y todos decían que llovería.. y nada. Pero hoy salí de la ducha en la mañana y escuché por primera vez la lluvia caer en mi departamento (y se escucha super fuerte, como me gusta), y fue como “noooo, ¿en serio?”. Bueno, no duró mucho, pero esos pocos minutos frente a la ventana fueron suficientes para olvidarme un momento de todo,  y sonreír al menos un ratito.

Poza en la entrada del colegio :)

h1

Me aplasté un dedito

7 febrero 2009

pinpon…y era chiquitito, me dolió un montón. Esa canción quedó grabada en mi cabeza cuando salí del centro de extensión de la cato, hace unos 13 o 14 años, cuando fui a ver a Pinpón con mi papá. No le cuentes a tu hermano, me dijo, porque él estaba con amigdalitis en cama y no podía salir. Nunca le dije, en todas esas tardes en que nos sentábamos en mi pieza a verlo. O cada vez que viajábamos en auto y yo exigía que escucharamos el cassette. Todo el camino, una y otra vez.

De esa misma canción me acordé ayer, cuando mi pie derecho murió en un choque frontal con el sillón del living (algo que me pasa demasiado seguido… si no es el sillón es la mesa, o el escritorio, o lo que esté en mi camino) cuando iba corriendo a contestar el teléfono. Mi papá me la cantaba cada vez que me pegaba en el pie, para que me olvidara del dolor y dejara de llorar. Ahora, la canto sola en mi mente (muuy emo). Y bueno, anoche el señor al que esperaba ver todos los días, el que cantaba cada vez que ponía el cassette, el mismo con el que aluciné cuando mi papá me llevó a verlo, se apagó para siempre. Y que lata que uno se acuerde de las cosas importantes, o de las personas que te marcaron cuando están muriendo, o a punto de partir. Pero eso pasa, la verdad es que esta semana andaba con todas esas canciones denuevo dando vueltas por mi cabeza.

En fin, Jorge Guerra fue un seco, que realmente marcó mi infancia, y la de muchos otros, y ojalá que ahora esté descansando en algún lugar más agradable que una pieza de hospital. Gracias por los momentos vividos, por todos los recuerdos de chica, por enseñarme el método y estar conmigo cuando las estrellitas empezaban a salir.